Bodegas Piqueras | Conferencia sobre el Centenario de Bodegas Piqueras
16968
post-template-default,single,single-post,postid-16968,single-format-standard,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Conferencia sobre el Centenario de Bodegas Piqueras

Conferencia sobre el Centenario de Bodegas Piqueras

Para culminar el año del aniversario de los 100 años de Bodegas Piqueras, Juan Pablo Bonete Piqueras, realizó una ponencia sobre el centenario de la bodega y la DO Almansa.

Francisco Núñez, alcalde de Almansa, estuvo presente durante la conferencia y mostró públicamente su admiración, respeto y apoyo hacia Bodegas Piqueras “una bodega altamente modernizada, de vanguardia, que hace un producto de calidad”. Núñez afirmó que Bodegas Piqueras es “una empresa que está explorando y abriendo nuevos mercados, que genera trabajo en la ciudad y que lleva el nombre de Almansa por todo el mundo y presume de ser almanseña”

Juan Pablo empezó la ponencia haciendo referencia al siglo XIX cuando se empezaron a plantar viñedos por toda España, ya que las plantaciones de Francia se vieron afectadas por una plaga de insectos. Cuando la plaga llega a España las plantaciones de viñedos se desplazan hacia el interior donde el insecto es menos efectivo. El apropiado clima almanseño y sus viñedos más resistentes produjeron vinos con más color, cuerpo e intensidad y que tenían una gran aceptación entre los consumidores.

Fue entonces cuando empezó la historia de Bodegas Piqueras, con una pequeña bodega para autoconsumo que distribuía a amigos y conocidos. Como el consumo de vino en la época era muy elevado Bodegas Piqueras monta sus dos primeros puntos de venta a granel. En 1961 con el auge de las ventas la empresa decidió evolucionar e incorporar el embotellado. Más adelante, en el año 1966 se funda la Denominación de Origen de Almansa.

Tras varios años de decrecimiento del consumo de vino en España, en los años 80 Bodegas Piqueras empieza a tomar contacto con el exterior acudiendo a ferias internacionales. Fue entonces cuando la bodega empieza a crecer mediante la exportación del vino a países del norte de Europa, dónde el consumo estaba creciendo considerablemente. En el año 1988 se empieza a comercializar a Canadá, expandiéndose rápidamente por todas las provincias del país y convirtiéndose en el principal distribuidor de vino español en Canadá.

En el 2003 se inaugura la nueva bodega con instalaciones nuevas y se adquiere una finca para la plantación, por primera vez, de viñedos propios. Actualmente producen casi 2.000.000 de botellas al año y la bodega ha seguido creciendo pese a la crisis económica.

Juan Pablo mostró la capacidad de adaptación de Bodegas Piqueras a los nuevas tendencias y preferencias de los consumidores con nuevos envases, viñedos procedentes de la agricultura ecológica y la utilización de energías renovables en sus bodegas, entre otros. La charla finalizó con la muestra de el vídeo corporativo y una cata de vinos Bodegas Piqueras.