Bodegas Piqueras | La vida en la Bodega
18431
post-template-default,single,single-post,postid-18431,single-format-standard,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

La vida en la Bodega

La entrada de marzo y el cambio de estación es la época clave para proceder a la poda de los viñedos.

La poda es una de las tareas más importantes en el viñedo, ya que de ella depende fundamentalmente la calidad y cantidad de uva cosechada.

La primera poda de la vid se realiza en los meses de invierno, a partir de la caída de las hojas y cuando la savia no circula.

Sin embargo, es necesaria también la poda del viñedo en primavera, también llamada poda verde, que se realiza al comienzo de la primavera. Esta sirve para eliminar los brotes que han crecido demasiado en la vid y complementar la poda de invierno.

Para conseguir unos resultados perfectos es necesario el trabajo y conocimiento de un equipo experto, que conseguirá cultivar y cosechar la mejor calidad de uva, para la obtención de grandes vinos.