Bodegas Piqueras | Nueva producción de vinos de autor fermentados artesanalmente
20491
post-template-default,single,single-post,postid-20491,single-format-standard,cookies-not-set,woocommerce-no-js,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,columns-4,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.4,vc_responsive

Nueva producción de vinos de autor fermentados artesanalmente

En Bodegas Piqueras creemos en la importancia de mejorar nuestros procesos cada día, y especialmente cuando se trata de dar un salto de calidad en la creación de nuevos vinos. Nuestra apuesta pasa por la introducción de técnicas artesanales, pero con un toque innovador con las que conseguimos mejores resultados y, por tanto, mejores vinos.

Para ello, nuestro enólogo Juan Pablo Cantos se ha encargado de introducir recientemente en nuestra bodega un laborioso proceso para la creación de nuevos Vinos de Autor de mayor calidad y prestigio. El impresionante resultado se debe especialmente a la selección de las viñas, su procedencia y al proceso posterior de producción, en el que se fermentan los vinos en barrica abierta de manera artesanal.

Se trata de un largo proceso con el que nuestro enólogo lleva años experimentando durante sus años de formación para poder conseguir los mejores vinos de alta gama.

¿Cómo se consiguen los Vinos de Autor en Bodegas Piqueras?

La materia prima es fundamental, ya que el objetivo de estos vinos es plasmar la esencia del lugar donde nacen y ofrecer así ese carácter único y auténtico que lo diferencie de cualquier otro vino.

En Bodegas Piqueras trabajamos con las mejores viñas de la zona: Monastrell, Tintorera y Syrah. Una vez seleccionados los mejores terrenos, llevamos a cabo una vendimia en caja para dañar lo mínimo posible la uva y que llegue en las mejores condiciones a la bodega, como si la llevásemos a mano del campo a la barrica. La vendimia en caja es la que se utiliza en pequeñas producciones de muy alta gama.

Al momento de recogerlas de las cepas, las uvas pasan por un proceso de refrigeración para extraer los aromas primarios del fruto sin que sufra lo más mínimo. A continuación, se pre maceran en frío dentro de la barrica en atmósfera inerte antes de pasar a la fermentación alcohólica. Y, por último, una post maceración que puede durar de entre 15 días a 3 semanas. El todo el proceso conseguimos que el vino fermente con la propia levadura autóctona que posee la piel de la uva.

Si bien una producción común de vino puede estar entre 7 y 8 días en fermentación, este nuevo proceso para obtener Vinos de Autor de calidad superior, conlleva hasta 30 días de fermentación para que el vino consiga mayor intensidad y sabor. Después, la crianza la marca el vino, pero hablamos de unos 20 meses como mínimo.

Además, todo el proceso se realiza en una selección de barricas de madera francesas con las que se recupera el carácter manual y tradicional del proceso de producción de Vinos de Autor. Pero hay una diferencia: se trata de un proceso tradicional, pero mejorado con técnicas más higiénicas y controladas para evitar cualquier contaminación externa o microbiológica sobre el vino.

Vinos de Autor en barrica abierta: un resultado superior

El resultado es fascinante y se puede comprobar con el primer sorbo a la copa de vino: un vino con una personalidad definida, auténtico y diferente que no se puede encontrar en ninguna otra bodega. Gracias a este proceso para crear Vinos de Autor, se consigue extraer toda la esencia de los viñedos donde crece la uva y plasmarla en el vino.

Y es por ello que, aunque se pueda desarrollar este proceso en otras bodegas, el resultado nunca será el mismo de una a otra. El Vino de Autor es un producto único que dependerá de los viñedos seleccionados y del toque personal del enólogo que después de años de experiencia, consigue desarrollar su propia manera de dar personalidad al resultado final.