Piqueras Gold Label

UVA: 70% Monastrell – 20% Garnacha Tintorera – 10% Syrah

D.O.P.: ALMANSA

VIÑEDOS: 850-900 metros de altitud, cepas en vaso en secano de unos 50-60 años, métodos de agricultura orgánica, suelos pobres en nutrientes compuestos de arena y caliza, escasa precipitación.

ENVEJECIMIENTO: 9 meses en barrica tipo Allier francés de grano fino y tostado medio (500 L), de segundo y tercer año.

VINIFICACIÓN: Vendimia manual a partir de mediados de octubre. Premaceración en frío del vino y los hollejos durante 3 días para otorgar al vino final más color, frescura y aromas frutales. La fermentación alcohólica dura en torno a 8 días a una temperatura controlada de unos 27º grados, luego permanece junto con los hollejos unos 7 días realizando suaves remontados diarios para la extracción de taninos finos. La fermentación maloláctica se lleva a cabo en los mismos tanques de acero inoxidable recibiendo un suave bâtonnage removiendo sus lías finas durante 2 meses lo que confiere al vino más volumen y elegancia. Tras esto, el vino es trasegado por gravedad y envejecido durante otros 9 meses en toneles Allier de roble francés y tostado medio de grano fino de 500 litros.

Nota de Cata

Color picota intenso con matices a carmesí. Aromas a frutos negros del bosque maduros con recuerdos a pasas, suave y elegante toque sutil a vainilla, toques especiados, y ligeros recuerdos a monte bajo mediterráneo. De cuerpo
medio/alto en el paladar con taninos finos elegantes muy bien integrados con la
madera, con largo paso por boca, con un final sedoso junto con el característico toque goloso de la Monastrell y ligero sabor floral del Syrah.

Premios

Gastronomía

Vino tinto de cuerpo medio y con buena acidez, se puede beber este vino goloso solo o acompañado de tapas, risottos, arroces, platos, asados, alimentos a la plancha o fritos, carnes rojas a la parrilla, carnes curadas (jamón, chorizo, etc.) y quesos semicurados.

Se recomienda servir a 16-18º C.